∼ Tratamientos ∼

Tratamientos

La dependencia a las drogas es un fenómeno social -asociado a una patología individual y/o familiar- que conlleva a la desestructuración y disolución de lazos sociales.

El tratamiento apunta a que el consumidor de drogas tome conciencia del problema. Rehabilitación implica un cambio de vida en la persona y la formulación de un proyecto de desarrollo personal autónomo e independiente que le brinde inserción en la sociedad. Se busca favorecer cambios conductuales y cognitivos, estimular el desarrollo de potencialidades y ofrecer recursos alternativos que posibiliten procesos de acomodación al medio, y capacidades de adaptación activa a situaciones nuevas sin recurrir al uso de drogas.

El programa, libre de drogas, procura la deshabituación y desaparición del consumo, no siendo la abstinencia la única meta. La superación de conflictos individuales constituye, en forma imprescindible, la base para generar iniciativas de autogestión y de responsabilidad acerca de la propia existencia.

El primer contacto con la institución es un momento de vital importancia para que se concrete el inicio del tratamiento. En este sentido, nuestro asesoramiento puede resultar de gran ayuda tanto para quienes deseen comprometerse en la superación de la drogadependencia como para los familiares que advierten la necesidad de pedir ayuda. Los trastornos por abusos de sustancias constituyen una urgencia y su inmediato abordaje es una contención a la que pueden recurrir.

La duración del tratamiento varía según las particularidades de cada caso y en función de las condiciones del contexto. Para ello, se realiza un primer diagnóstico en el cual se puede determinar la modalidad del tratamiento: internación, centro de día, ambulatorio.

En todas las modalidades se promueve el desarrollo personal a través de terapias individuales y familiares, participación en talleres, etc. Al finalizar el tratamiento se procura la integración y participación en la vida comunitaria incluyendo la elaboración y puesta en marcha un proyecto vocacional-ocupacional: trabajo o estudio de acuerdo al interés, descubriendo capacidades y realidades sociales de la persona.

Terapia ambulatoria individual, grupal y familiar:

Es recomendable para aquellas personas que consumen -aunque aún no habiendo perdido sus vínculos familiares, laborales y/o escolares- deseen enfrentar su dependencia para evitar un daño mayor.

Tratamiento en comunidad de día:

Es recomendable para las personas cuyo nivel de relación con la adicción ha llegado a un grave deterioro y/o a la pérdida de sus vínculos familiares y sociales pero que aún conservan conciencia de la situación que atraviesan.
Actividades ofrecidas:

- Talleres

  • Lectura y escritura
  • Manualidades
  • Arte y Plástica
  • Cine debate
  • Grupo de Estudio
  • Teatro
Todos los talleres son rotativos, dictados por profesionales

- Apoyo terapéutico individual y/o grupal.

Tratamiento con internación:

El objetivo es crear un ambiente propicio para la reflexión y la recuperación de los valores que permiten vivir en armonía y operar en conjunto para reemplazar conductas autodestructivas y antisociales por un crecimiento personal restableciendo así vínculos familiares y comunitarios.

SEDRO como comunidad terapéutica busca una formación integral del ser humano. Tanto los profesionales como los pacientes se encargarán del funcionamiento integral de la comunidad en un clima de solidaridad y compromiso.

Es libre de drogas. La contención es personalizada; se brinda a través del apoyo profesional de los terapeutas y del apoyo de todos integrantes de la comunidad.

Fases del tratamiento, características.

El programa consta de una admisión y tres fases generales:

  • Ingreso,
  • Integración
  • Re-inserción

Admisión: Durante el proceso de admisión a la comunidad, uno de los responsables de la asociación SEDRO realiza una entrevista en profundidad al consultante y/o sus familiares para identificar si es posible asumir el compromiso mutuo de ayuda terapéutica. Se tendrán en cuenta las particularidades de cada caso y las posibilidades institucionales. Si la admisión es positiva se realiza una ficha personal del paciente en la cual se irá registrando las características del tratamiento personalizado y los resultados de su evolución.

Ingreso: En esta fase tiene como objetivo propiciar que el paciente y su grupo familiar reconozcan indicios de un consumo compulsivo y que su existencia se ha constituido en un problema.

Desde el punto de vista funcional en la comunidad se desarrollan tres tipos de actividades diferenciadas:

  • Actividades referidas al funcionamiento y convivencia dentro de la comunidad.
  • Actividades de Rehabilitación (referidas al fin terapéutico que con ellas se desea alcanzar)
  • Actividades de Recreación

El paciente que ingresa a la comunidad, se incorporará a grupos que llevarán a cabo dichas actividades. Además, cada paciente deberá participar de los dispositivos terapéuticos que el equipo profesional establezca con el objetivo de completar ese vacío existencial y/o espiritual que, en líneas generales, llenaban con el consumo.

Conocerse a sí mismos, lograr cambiar actitudes y hábitos negativos, elevar su autoestima, realizar cuestionamientos, encontrar respuestas consensuando sus propios criterios y los del grupo, alcanzar la aceptación de sus potencialidades y limitaciones. Profundizar sus valores de vida, mediante:

  • Los DOCE PASOS de N.A.
  • Seminarios
  • Terapia individual
  • Terapia grupal
  • Terapia multifamiliar
  • Talleres artesanales con diversos materiales y técnicas.
  • Talleres reflexivos con distintas dinámicas que refuercen el auto conocimiento y la mirada compasiva hacia "el otro".

Integración: Todas las actividades que se realizan en esta fase tienen como objetivo que la persona logre un mayor control sobre sus impulsos y disminuya significativamente, o bien, cese en la compulsión de consumir.

Las actividades y dispositivos terapéuticos serán los mismos que en la fase anterior. En esta fase, los pacientes asumen mayores compromisos y responsabilidades ante sus pares y participan activamente en el funcionamiento de la comunidad identificando la importancia de su participación para la ayuda de los pacientes ingresantes.

Reinserción: Todas las actividades de esta fase apuntan a que el paciente empiece a trasladar lo trabajado dentro de los límites de la comunidad a su vida cotidiana y, de esta manera, ir sentando las bases para una futura externación.
Puntualmente, se evaluará la capacidad del control de los impulsos, más allá de la contención de la estructura social de la comunidad.

Centro de atención ambulatoria y comunidad de día

Libertad 5461
Villa Ballester, Gral. San Martín - Buenos Aires

Centro de Internación

Comunidad Terapéutica "El Descanso"
Del Viso, Pilar - Buenos Aires

15-6096-9473
15-3819-3591

Libertad 5461
Villa Ballester, Buenos Aires

info@sedro.org.ar